Los derechos y libertades se consiguen en la calle. Este 1º de Mayo celebramos el centenario de la Huelga de la Canadiense, una movilización que consiguió la jornada laboral diaria de 8 horas, el hito más importante del movimiento obrero del estado español. Como todos los derechos, no fue un regalo. La conquista de la jornada de 8 horas se logró con una huelga que duró 44 días, que se inició en la empresa Riegos y Fuerzas del Ebro de Barcelona, conocida popularmente como “La Canadiense”, y que se fue extendiendo a los distintos ramos productivos y a los servicios públicos. La lucha es la herramienta más importante que hemos tenido los y las trabajadoras para la defensa de nuestros intereses.