VEINTE AÑOS DE MILITANCIA LIBERTARIA EN SANTA COLOMA DE GRAMANET (1920-1939)

 

Por el sendero de mis recuerdos. Veinte años de militancia libertaria en Santa Coloma de Gramanet (1920-1939)Autor: José Berruezo

Editorial: Grupo de Estudios Histórico-Sociales de Santa Coloma de Gramanet

ISBN: 84-398-7726-9

DL: B-38967-86

Género: Biografía - Memoria Libertaria

Año: 1987 (1ª edición)

Páginas: 125 (15’5 x 22 cm.)

PDF: NO

 

EN 100 PALABRAS: memorias de uno de los líderes más destacados del cenetismo colomense durante la Dictadura de Primo de Rivera, la República y la Guerra Civil, años en que los anarcosindicalistas fueron capaces de crear toda una red de relaciones sociales y organismos de sociabilidad que dieron cohesión ideológica y política a los miles de trabajadores que, expulsados de Barcelona durante los años 20’, tuvieron que refugiarse en la periferia de la gran ciudad, ya fuera en nuevos barrios alejados del centro urbano o en en los nuevos núcleos creados por la Dictadura en la orilla derecha del río Besós (los dos grupos de Casas Baratas que entonces pertenecían a Santa Coloma de Gramenet). Berruezo colaborará estrechamente en las actividades políticas, sociales y culturales colomenses, realizando una importante labor entre los obreros de la ciudad y mostrándose como un referente de oposición a la Dictadura.

_________________________

 

José BerruezoJOSÉ BERRUEZO SILVENTE (1895-1990), libertario nacido en Mazarrón (Murcia), militante de la CNT, escritor y periodista, fue concejal y alcalde de Santa Coloma de Gramanet. Con 14 años distribuía manifiestos a los mineros invitándoles a asistir a reuniones en el Centro Obrero. En 1914 sufrió su primera detención, acusado de realizar pintadas a favor de Ferrer Guardia y de la anarquía. Entre 1919 tras el servicio militar en Melilla marchó a la empresa La Canadiense que estaba construyendo una presa. Sorprendido por un capitán de la Guardia Civil leyendo Entre naranjos de Blasco Ibáñez, tuvo que huir a Francia. En 1920 se trasladó a Santa Coloma de Gramanet, donde fijaría su residencia creando en 1923 el Sindicato Único de Trabajadores, adherido a la CNT, de la que fue secretario. Con Primo de Rivera el sindicato es clausurado. En 1924, ingresa en el Ateneo Instructivo Colomense del que será también secretario. En 1930, la Junta del Ateneo le designa como corresponsal en Santa Coloma del diario republicano El Diluvio. Años después, también colaborará en Solidaridad Obrera con el seudónimo de "Clarín". Con la República es reabierto el Sindicato y se crea la Casa del Pueblo, de la cual fue presidente. En 1932, tras ser despedido por una huelga se hace cargo de la escuela del Ateneo de Cultura Social de San Adrián de Besós, inspirada en los principios de la Escuela Moderna de Ferrer Guardia. Sufrió varias detenciones, la más grave en junio de 1935 en que fue trasladado a Valencia unos meses. Allí coincidió con Durruti y Ascaso. A raíz del golpe militar del 18 de julio de 1936, se crea en Santa Coloma un Comité Antifascista, y a finales de año se constituye un nuevo ayuntamiento con miembros de dicho comité, donde ocupará el cargo de Gobernación, Higiene y Sanidad. En abril de 1937 fue alcalde provisional durante las semanas y en los primeros meses de 1938 ocupó este cargo hasta el 26 de enero de 1939, fecha en que partió hacia el exilio. Allí estuvo recluido en el campo de concentración de Bram, de donde salió a finales de 1939 a fin de colaborar en la construcción de una presa en Chalvignac (obra realizada mayormente por mano de obra española procedente de distintos campos de concentración). En aquel entorno se empezaron a reorganizar las bases militantes de CNT. El 6 de junio de 1943 se celebró en Mauriac el pleno clandestino del que surgió el Movimiento Libertario Español (MLE) en el exilio. Berruezo fue nombrado secretario de la comisión de relaciones. Por motivo de su cargo, estuvo presente en todos los plenos y numerosas reuniones que supusieron el afianzamiento de la lucha sindical en el exilio, dando cuenta de todo ello en su obra Contribución a la historia de la CNT de España en el exilio (1967). A diferencia de otros sectores libertarios, mantuvo la opinión de que el exilio debía dar todo su apoyo a los que luchaban en el interior y que debían ser estos los que marcaran las líneas de CNT para la caída de la dictadura. Fue un activo colaborador de la prensa del exilio (por ejemplo en España Libre publicó un artículo mensual entre 1954 y 1961, bajo el título genérico de “Crónicas del trabajo”, donde exponía su opinión sobre el movimiento sindical en Europa). También tuvo una opinión comprensiva con el fenómeno del cincopuntismo.Tras la muerte de Franco regresó a Cataluña, visitando de nuevo Santa Coloma de Gramanet y sorprendiéndose desagradablemente por la abundancia de bares y tabernas frente a la casi nula existencia de centros culturales. Su archivo personal se encuentra depositado en el International Institute of Social History (IISH) de Ámsterdam. En octubre de 1998 el «Grupo de Estudios Históricos Gramenet del Besòs», creado en 1994 por Carles Capdevila, José Manuel Márquez, Vidal Bueno, Agustín Iglesias y Juan José Gallardo, cambió su nombre por «Grupo de Historia José Berruezo» para reivindicar su figura.