Una vecina de Zaragoza tenía expuesto en la ventana de su casa un cartel firmado por el sindicato CGT en contra de la Reforma de la Ley del Aborto propuesta por el anterior Ministro español de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón. Después de los saludos protocolarios,  los agentes de policía instan a la propietaria a retirar el cartel alusivo de la ventana de su casa por ir en contra de la moral pública.


Aborto cartel 2014 cgtEl pasado mes de noviembre la Policía Local de Zaragoza obligó a una vecina del zaragozano barrio de Torrero a retirar de la ventana de su domicilio un cartel contra la reforma del aborto del PP, según denuncian desde la Asociación Sociocultural ‘El Cantero de Torrero’ de Zaragoza, que indica que “no queremos que caiga en el olvido por la grave intromisión en la vida privada que supuso para una amiga y miembro de la asociación”.

“Esta compañera y amiga tenía expuesto en la ventana de su casa un cartel firmado por el sindicato CGT en contra de la Reforma de la Ley del Aborto” propuesta por el anterior Ministro español de Justicia, Alberto Ruiz Gallardón, explican desde ‘El Cantero’, y añaden, “en él aparecen varios pubis femeninos con leyendas reivindicativas sobre el derecho de las mujeres a decidir sobre sus cuerpos”.

“A mediodía suena el timbre de la casa, ella abre la puerta y cuál es su sorpresa al encontrarse a dos agentes de la policía local en el umbral -continúa el relato-. Después de los saludos protocolarios, instan a la propietaria a retirar el cartel alusivo de la ventana de su casa por ir en contra de la moral pública”.

La vecina de Torrero trató de argumentar con la policía local, “pero ante la insistencia de los agentes de no irse hasta que el cartel no fuera retirado, acaba cediendo y lo recoge, no sin antes preguntarles si no atenta más contra la moral pública las revistas pornográficas exhibidas en el kiosco que hay debajo de su casa. Y fin de la historia”, relatan desde ‘El Cantero’.

“No queremos, como ya hemos dicho antes, que este hecho tan grave caiga en el olvido. ¿Quién decide lo que es la moral pública? ¿Quién decide que el cuerpo desnudo de una mujer atenta contra la misma? Y pensábamos que esto ya era cosa del pasado…”, concluyen.