La Confederación General del Trabajo considera vergonzosa e infame la reciente condena de 1 a 20 años impuesta por el Tribunal de Apelación de Casablanca a lxs activistas del movimiento popular rifeño, HIRAK.

Esta sentencia de la in-justicia del estado marroquí, que presumiblemente estaba decidida antes de iniciarse el juicio, no está solamente dirigida contra los presos políticos del Rif, sino contra todo el pueblo marroquí, al que se quiere atemorizar para que no luche por sus legítimos derechos.

Desde CGT calificamos todo el proceso como un JUICIO POLÍTICO y a los presos como PRESOS DE CONCIENCIA, basándose de forma exclusiva las condenas en confesiones presuntamente obtenidas mediante la tortura y los malos tratos.

- Condenamos las graves y sistemáticas violaciones de los derechos humanos perpetradas por las fuerzas represivas marroquíes contra la población civil en general y, muy particularmente, contra los presos políticos rifeños en prisión.

- Denunciamos el silencio cómplice del gobierno del estado español, estrecho colaborador del régimen dictatorial de Rabat

- Expresamos nuestra solidaridad con las familiares de los presos condenados y su apoyo a las organizaciones que trabajan en su defensa.

Desde CGT apoyamos las movilizaciones de denuncia de estas sentencias, así como la denuncia de la represión del estado marroquí.

MANIFESTARSE PARA EXIGIR TUS DERECHOS NO ES DELITO

AMNISTÍA SOCIAL YA

Secretariado Permanente de la CGT