El Fin de una Sanidad Pública, Universal y Gratuita

Con la entrada en vigor este mes de enero del RD 1192/2012 la sanidad en el estado español deja de ser pública y universal. Todas las medidas introducidas, o que se pretenden introducir, no hacen sino incrementar la carga financiera privada de los ciudadanos para con su salud, y aumentan la desigualdad en la utilización de los servicios, lo que supone un claro retroceso del bienestar social, repercutiendo negativamente en la salud de los afectados.

En España se ha puesto fin en apenas unos meses, al modelo existente hasta el momento de sanidad pública gratuita de acceso universal, imponiendo un nuevo modelo de sanidad donde se restringe el derecho de acceso a la misma, en función de si la persona que pretende beneficiarse  de dicha prestación es o no asegurada. Esto ha supuesto la exclusión del grueso gordo de coberturas sanitarias, de millones de personas, la mayoría extranjeros sin autorización de residencia o de trabajo. En Murcia, se estima que más de 10.000 inmigrantes se han quedado fuera del sistema nacional de salud.

Para realizar estos recortes en los derechos ciudadanos, el Gobierno se ha servido de dos normas fundamentales: El Real Decreto Ley 16/2012, y el Real Decreto 1192/2012, que desarrolla el anterior. Mediante ambos, el Gobierno ha eliminado de nuestro sistema de sanidad su alcance universal y el principio de gratuidad, con la creación de tres bloques de medidas económicas:

  • Un copago farmacéutico según la renta.
  • La exclusión de los medicamentos actualmente financiados en varios supuestos, entre otros, cuando no necesiten receta o cuando sean indicados para síntomas de gravedad menor.
  • Copago para algunas prestaciones sanitarias: Trasporte no urgente; prestación ortopédica, dietética, etc… Si bien, respecto a este grupo, el pasado 14 de enero, la Ministra de Sanidad Ana Mato, manifestó en distintos medios de comunicación que finalmente, y a pesar de estar previsto en el Real Decreto 1192/2012, finalmente no se aplicaría el copago en trasporte no urgente, ni en las prestaciones ortoprotésicas y dietoterápicas.

Todas las medidas introducidas, o que se pretenden introducir, no hacen sino incrementar la carga financiera privada de los ciudadanos para con su salud, y aumentan la desigualdad en la utilización de los servicios, lo que supone un claro retroceso del bienestar social, repercutiendo negativamente en la salud de los afectados. Una de las más recientemente creadas es el copago en farmacia hospitalaria: Este copago hospitalario, afectaría a aquellos medicamentos que sólo se dispensan a pacientes no hospitalizados en las farmacias de los hospitales, como por ejemplo, los destinados a enfermedades crónicas graves como lo son el cáncer, la hepatitis C o la artritis reumatoide, y supondría que los pacientes tendrían que abonar un 10% del medicamento, con un tope de 4,20 € por cada uno de ellos.

Las Comunidades Autónomas debían haber empezado a aplicar esta medida el presente mes de enero, sin embargo, todas, al menos de momento, se han negado a hacerlo, algunas alegando que supondría mayores costes que beneficios, otras porque aseguran carecer de medios para ello, y otras (como Castilla y León, Andalucía o País Vasco), porque directamente han recurrido la norma ante los Tribunales. En Murcia, ante la falta de consenso la Consejería de Sanidad ha renunciado a aplicar la medida hasta que no lo hagan el resto de Comunidades Autónomas, además en nuestra Comunidad según la propia Consejería, el ahorro potencial del copago hospitalario sería de apenas 200.000 euros anuales. El Ministerio de Sanidad ha recordado hace apenas unos días a las comunidades autónomas que la implantación del copago hospitalario es de obligado cumplimiento, y que debería haberse puesto en marcha este mes de enero. Sin embargo, algunos sectores ya empiezan a apuntar que la medida no será aplicada. De momento, el Gobierno ya parece haber retrocedido en imposición del copago de prestaciones sanitarias como el trasporte no urgente, las prestaciones ortoprotésicas o las dietoterápicas.

Para una mejor comprensión del modelo de sanidad pública, así como de las últimas reformas que se han realizado en el mismo, adjuntamos el boletín informativo elaborado por CGT, dónde se recogen todas las peculiaridades de las reformas introducidas en la sanidad pública.  Además, adjuntamos dos modelos de recursos contra el COPAGO en la prestación farmacéutica ambulatoria, uno dirigido a nuestra Consejera de Sanidad en la Región de Murcia, y otro para el Instituto Nacional de la Seguridad Social. Ambos se pueden presentar en ventanillas únicas; registros de la Comunidad Autónoma o del Ayuntamiento; Delegación del Gobierno, etc.

Comunicacion

CGT Región Murciana

Boletín - La Sanidad Pública en Entredicho

Modelo Recurso Copago Farmacéutico a la Consejería de Sanidad

Modelo Recurso Copago Farmacéutico al Instituto Nacional de la Seguridad Social


  • Twitter

  • Facebook

Recibir información de CGT Murcia

Y por whatsapp?