Mientras unos nos afanamos en defender la continuidad de ADIF y RENFE como empresas integradas y su carácter público, otros se dedican a hacer encuestas a su afiliación y sacar comunicados generales para tratar de justificar su entreguismo. En CGT hacemos otro tipo de “encuestas”, lo llamamos Asambleas de trabajadores y Plenos de Secciones Sindicales. Desde siempre es la forma de funcionar de este sindicato, son debates con decisiones vinculantes, de abajo a arriba, y son las bases, es decir, los trabajadores y trabajadoras quienes deciden qué hacer y cuando hay que hacerlo.

Mientras unos nos afanamos en defender la continuidad de ADIF y RENFE como empresas integradas y su carácter público, además de abogar por la creación de empleo, haciendo insistentes propuestas en los comités generales y, agotada tristemente la posibilidad de la unidad de acción, seguimos realizando acciones para buscar la implicación de los trabajadores y trabajadoras y de la opinión pública, con comunicados, notas de prensa, manifestaciones, concentraciones, trenes reivindicativos, etc., y vamos subiendo el tono hasta llegar a la huelga, otros se dedican a hacer encuestas a su afiliación y sacar comunicados generales para tratar de justificar su entreguismo. Como muestra una de las preguntas de esa encuesta y sus posibles respuestas:

  ¿Qué logro de UGT valoras más?

  • La estabilidad en el empleo que han dado, entre otros, los acuerdos de garantías firmados en Fomento ante la implantación de las segregaciones en RENFE Y ADIF. 
  • El “Desarrollo Profesional en Renfe Operadora”.
  • La firma de los Convenios Colectivos de Adif, Renfe y Feve. 

 

Se regodean en su propio fracaso y se arrogan la patente de anteponer la negociación a la confrontación, lo que mencionan en otra pregunta, con el fin de confundir y manipular a los trabajadores y trabajadoras. 

El modelo de CGT también prioriza la negociación, pero sabemos que sin la confrontación no se puede garantizar la negociación en igualdad de condiciones. Además, no nos vale lo primero que se nos pone delante y, mucho menos, si los derechos sindicales se ponen por delante de los derechos laborales. Sobre todo no firmamos nada sin haber consultado antes a los trabajadores y trabajadoras, no con encuestas, si no a través de asambleas. Somos así de clásicos. 

En CGT también hacemos otro tipo de “encuestas”, lo llamamos Asambleas de trabajadores y Plenos de Secciones Sindicales. Desde siempre es la forma de funcionar de este sindicato, son debates con decisiones vinculantes, de abajo a arriba, y son las bases, es decir, los trabajadores y trabajadoras quienes deciden qué hacer y cuando hay que hacerlo.

Con la que está cayendo, convenios a punto de vencer, personal de FEVE en el limbo laboral, inminente privatización del servicio de viajeros, nuevo anuncio de obligaciones de servicio público, cierre de estaciones, externalizaciones de cargas de trabajo, etc. Si la presión hubiera sido unitaria, ahora no estaríamos en esta situación, sino que ya tendríamos compromisos de dar marcha atrás, como está ocurriendo con la ley de Educación, que ya han manifestado todos los partidos (menos el PP) que la derogarán cuando el PP pierda las elecciones. 

Por todo esto, nuestras “encuestas” dicen que es necesaria la Movilización. El éxito o fracaso de la misma no es del sindicato sino de quien participa o no, de quien tiene un instrumento de lucha en sus manos y lo usa o no. A CGT no podrá decirle nadie que estaba “mirando al cielo” mientras privatizaban el ferrocarril y precarizaban el empleo y las condiciones laborales. Otros tendrán que decir que estaban haciendo encuestas, o negociando derechos sindicales.

Algo está cambiando también entre los trabajadores y trabajadoras de otros sectores. En la empresa de telecomunicaciones KONECTA con 1.500 trabajadores en Valladolid, CGT resulta la más votada respecto al resto de sindicatos y consigue 10 delegados, 5 UGT, 4 CCOO y 4 CSIF; o en Michelín de Vitoria con 3.200 trabajadores y también en Valladolid, donde CGT ha sido el sindicato más votado en las dos capitales, o en FERROVIAL Madrid, donde también hemos sido el sindicato más votado, Metro de Barcelona, donde CGT ha obtenido 518 votos seguido por UGT con 323, o las elecciones en la Enseñanza pública, donde el incremento de CGT ha sido muy significativo. 

Desde CGT entendemos que todos estos procesos están marcando tendencia sobre lo que demanda la sociedad, es decir, más participación, más solidaridad, más horizontalidad en la toma de decisiones, menos ejecutivismo, menos corrupción, etc., que es lo que CGT viene defendiendo desde siempre. 

La coherencia y el compromiso gana al entreguismo y a la corrupción.

¡EL DÍA 26 PARTICIPA Y ÚNETE A CGT! 

¡ROMPE CON QUIEN TE TRAICIONA! 

¡DIGNIDAD Y LUCHA!

CGT FERROCARRIL PIE